Voluntario José Luis Olivieri: “Ayudo a Hogar de Cristo a generar y compartir conocimientos”

Nacido hace 56 años en Argentina y radicado hace 14 en Chile, este ingeniero coopera de manera voluntaria con Hogar de Cristo en distintos frentes: desde el área de Recursos hasta la transformación digital que la fundación ha iniciado. Todo comenzó como voluntario con su esposa en una residencia para adultos mayores en la comuna de Independencia.

Por María Teresa Villafrade

El ingeniero argentino José Luis Olivieri (56) cuenta que junto a su esposa, estaban haciendo labores de voluntariado en un hogar para adultos mayores de la Fundación Las Rosas ubicado en Independencia, cuando conoció a Loreto Lavín, cofundadora de Sociedad Anónima.

“Nuestra labor allí era la típica, muy sencilla, acompañábamos y ayudábamos a darles alimentos a las personas mayores que eran más dependientes. Recuerdo que Loreto me dijo en su momento si quería una experiencia diferencial, que realmente la aprovechara bien, que ser voluntario es algo muy noble pero que no podía quedar reducido a sentirme bien haciendo el bien, me instó a usar mis conocimientos profesionales en esta labor. Sentí ese llamado y entonces vi que toda mi vida profesional fue una preparación para ese momento”.

José Luis dedicó gran parte de su vida profesional a ser socio de una firma de consultoría internacional. Ahora retirado del mundo corporativo, solo se dedica al voluntariado, pero usando su expertise. Así llegó a la Fundación Aportes Chile –existe otra igual en Argentina– desde donde está colaborando hace dos años con Hogar de Cristo y TECHO internacional.

“Al Hogar de Cristo lo apoyo en varios frentes desde hace cerca de dos años. Como voluntario de Aportes Chile, que está abocada a contribuir en las gestiones del tercer sector, somos una entidad compuesta por profesionales, algunos retirados ya de su profesión y otros que todavía ejercen pero donan parte de su tiempo para apoyar las organizaciones. Trabajamos con distintas organizaciones sociales de Chile como Bomberos, Fundación Colunga y varias otras más, como People for People”, explica.

En Chile, la fundación Aportes tiene 5 años pero el ingeniero argentino está radicado junto a su esposa e hijos desde hace 14 años en nuestro país. En el caso particular de Hogar de Cristo, comenzó apoyando en el área de Comunidad, a cargo de la también ingeniera Paulina Andrés, principalmente en todo lo relacionado con mejorar la experiencia del voluntariado. Luego abordó el área de Recursos, para mejorar la experiencia del donante, en el área de las Comunicaciones Corporativas y en la Dirección de Administración y Finanzas, contribuyendo en la transformación digital.

VISIÓN HOLÍSTICA DE LA GESTIÓN

“Nosotros funcionamos exclusivamente con voluntarios y mi trabajo es de asesoría y apoyo a la gestión. Somos alrededor de 50 voluntarios, algunos además de apoyar alguna organización cumplimos también funciones internas. Por ejemplo, yo lidero una célula de conocimiento, tratamos de generar formación para nuestros voluntarios y también generar capital intelectual”, agrega.

Si bien aún no han realizado investigaciones específicas, acaban de comenzar un estudio de carácter nacional destinado a buscar cómo mejorar la eficiencia del ecosistema del adulto mayor: “Tiene que ver con las casas de acogida, sus proveedores, el gobierno, los voluntarios de los hogares, con todas las personas y entidades que dan apoyo en este rubro. Nuestro estudio es sobre el ecosistema que cuida al adulto mayor vulnerable”, aclara.

El apoyo que entrega a Hogar de Cristo va en dos direcciones: de ida y de vuelta. “Para mí ha sido muy enriquecedor todo el aprendizaje que he alcanzado junto a ustedes, el que además podemos compartir con otras organizaciones. Hogar de Cristo tiene prácticas de gestión bastante avanzadas en comparación con otras organizaciones de la sociedad civil que son más limitadas y cuentan con menos recursos”, señala.

A su vez, explica que es poco común todo lo que él ha aprendido en su vida profesional. “Es una expertise, una capacidad que a veces es difícil de encontrar, aplicar y usar bien”.

-¿Cuál es tu principal aporte a Hogar de Cristo?

-Estamos recién caminando con todos estos procesos, lo que destaco es que estamos ayudando a que se tenga una visión más holística de la gestión, que las distintas áreas tengan una visión más compartida de lo que está ocurriendo, por ejemplo, con la transformación digital que Hogar de Cristo ha iniciado. Todavía no destaco un logro en particular porque no sería un logro nuestro. Nosotros más que nada estamos detrás del telón, ayudando a generar y compartir conocimientos. Todavía es pronto para mostrar un resultado concreto”, finaliza.

 

 

COMPARTIR:

MÁS NOTICIAS

Paz Basaure, una soñadora indestructible

Paz Basaure, una soñadora indestructible

La fundadora de esta organización -Soñadores Indestructibles- cuenta cómo nació este grupo  compuesto por hombres y mujeres que donan su tiempo a los más vulnerables. Responsabilidad y compromiso es lo que más pide, porque en muchos casos el voluntario es quien llena...

CONOCE NUESTRAS ORGANIZACIONES Y SE PARTE DEL CAMBIO