La corporación Siembra Cambio está enfocada en brindar educación medioambiental a la población estudiantil, especialmente pre escolar. La ONG afirma que la consciencia ecológica de las nuevas generaciones será la mejor herramienta para enfrentar el cambio climático. Además, advierte que la crisis que vive el planeta, ya golpea a los sectores más vulnerables de la sociedad chilena.

Por Jacqueline Otey A.

Ellos intentan proteger el planeta. Son un grupo de 22 profesionales de diferentes ámbitos que integran la Corporación Siembra Cambio; una organización no gubernamental (ONG) enfocada en brindar educación medioambiental a la población estudiantil, ya que aseguran que las nuevas generaciones enfrentarán mejor el daño causado por el cambio climático, a través de la consciencia ecológica que desarrollen. La agrupación se constituyó en enero pasado y desde marzo cuenta con el apoyo de Acción Solidaria del Hogar de Cristo, que les entrega asesoría y un espacio para reunirse.

Gonzalo Marabolí (24) es cientista político, director ejecutivo de la ONG y junto a su amigo Víctor Uribe crearon la corporación, porque desde hace años les interesa el tema del cuidado medioambiental. Sin embargo, con el tiempo se dieron cuenta que esto no se trata sólo de reciclaje, sino que es algo mucho más complejo y que gran parte del problema radica en la educación de la población.

}

“Nuestro objetivo es la educación medioambiental y estamos enfocados en poder llegar a niños, especialmente en edad pre escolar, porque creemos que el cambio debe partir ahí. Lo que queremos es llegar a las salas de clases y entregarles a los alumnos contenidos relacionados con este tema. El trabajo que hacemos consiste en hacer charlas, coordinar actividades extraprogramáticas en colegios, así como seminarios porque también hay que incluir a jóvenes”, dice y agrega: “La idea es que en el futuro los niños en pre kínder reciban esta educación”.

Afirma además que el tema del cambio climático ya afecta a la población más vulnerable de la sociedad y por ello, hay que estar alerta. “Durante el invierno el Código Azul ayuda a personas en situación de calle a enfrentar el frío, pero para altas temperaturas todavía no hay estrategias de apoyo y por eso nos estamos organizando. Para este verano estamos ideando algunas iniciativas, como por ejemplo , llevarles algo tan básico como agua”, dice.

Comenta también que el apoyo de la Fundación Acción Solidaria ha sido muy importante para la agrupación. “Conocimos su labor casi por casualidad porque algunos estudiábamos cerca, pero desde que contamos con su apoyo se nos han abierto muchas puertas, nos han facilitado sus redes y un espacio para reunirnos”.

 

PLANETA EN PELIGRO

Belén Délano (24) es veterinaria e integra la Corporación Siembra Cambio. Con énfasis recuerda que mientras estudiaba la carrera se dio cuenta del interés que siente por la conservación y fauna silvestre, y que, a través de su trabajo, podía hacer algo para proteger el planeta. “Como seres conscientes tenemos una gran responsabilidad hacia otras formas de vida que no tienen cómo protegerse del daño que hemos causado como seres humanos. Por eso cuando me invitaron a participar de esta agrupación ambiental, me sumé de inmediato”.

Reconoce que si bien le llama mucho la atención llevar el tema del cuidado del medio ambiente en escuelas, también considera que en el país y el mundo estamos muy atrasados para abordarlo. “Me da miedo que los esfuerzos que estamos haciendo no sean suficientes para frenar el daño que le hemos hecho al planeta, pero aún así no podemos rendirnos y pensar que no hay nada más que hacer, hay que seguir luchando”.

Para Francisca Rojas (26), veterinaria e integrante de la ONG es muy importante concientizar a niños y jóvenes de que hay una crisis climática que afecta la vida del ser humano. “Tiene que entender que en algunos años esto le va a impedir vivir y las sequías serán cada vez más graves, por eso es importante dar herramientas para que esté informado”.

Por último, Cecilia Valladares (62) también es veterinaria y fue profesora del ramo de Salud Pública en la Universidad Mayor de varios de los integrantes de la organización. Ella se integró a la ONG porque el tema del cuidado del medio ambiente le apasiona y asegura que educar hoy sobre este tema es fundamental. Actualmente comenta que se está especializando en desastres naturales, ya que estos se encuentran ligados al cambio climático. “Creo que en nuestro país no se está preparando a profesionales en este ámbito y en el futuro esto puede ser una debilidad muy grande”, concluye.